3 alimentos que deberías sustituir en tu alimentación

Por: Alicia Fernández


Es sorprendente ver cómo hoy en día todos estamos preocupados por cuidar y mejor nuestra salud, más de lo que estuvieron nuestros padres, y no se diga nuestros abuelos. Y es por esto que hemos buscado nuevas opciones en nuestra alimentación, con productos que nos aporten mayores beneficios y disminuyan el posible deterioro a nuestra salud.

1. Sazonador o consomé de pollo: Uno de los principales componentes en este tipo de productos es el glutamato monosódico, cuya función es resaltar el sabor de los alimentos, pero que pudiera tener efectos nocivos para nuestra salud tales como malestares al sistema nervioso, dolores de cabeza, náuses entre otros. Destacando también que en su elaboración se utilizan ingredientes de origen animal y colorantes artificiales. Su consumo de forma habitual se puede asociar con enfermedades como la hipertensión, cardiovasculares y/o algunos tipos de cáncer.

Una excelente forma de sustituirlo y que además resulta muy práctico es con consomés hechos a base de vegetales, que además de dejar tus alimentos igual de ricos, eliminas de tu dieta todas las hormonas artificiales que provienen del pollo.

Recomendación de consomé vegetal: FB: @deligreenmx deligreen.com.mx

2. Gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en cereales como el trigo, el centeno, y la cebada, siendo de difícil digestión para la mayoría de las personas. Indepedientemente de que existe una gran parte de la población que padece de celíaca, un padecimiento que los hace susceptibles al gluten; una pizca de éste puede enfermarlos gravemente, debido a que daña el revestimiento del intestino delgado y puede producir una serie de problemas de salud como la diarrea crónica y dolor abdominal.

Hoy en día existen muchas opciones de alimentos 'gluten-free', incluso existen secciones especiales en los supermercados que los diferencian del resto.

3. Leche de Vaca. Hace años era imposible pensar en una dieta sana sin el consumo de la leche de vaca, existía la antigua creencia que la principal fuente de calcio provenía de ella y era insustituible. Actualmente existen estudios que demuestran que el consumo de este producto animal no sólo no es necesario, sino que en muchos casos resulta perjudicial para nuestra salud, entre otras cosas porque su contenido en grasas saturadas y caseína pueden aumentar los niveles de colesterol y/o causar irritación intestinal. No es necesario ser intolerante a la lactosa, el principal componente de la leche, para padecer algunos de las desventajas de su consumo ya que también puede ocasionar irritación y acidez gástrica.

Deberías intentar sustituir tu vaso de leche de vaca que te tomas por las noches, por un buen vaso de leche de almendras que sabe delicioso.

Otros sustitutos: Leche de arroz, soya, avena, avellanas, coco, cáñamo.



Si te gustó, ¡compárte!

4 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

Queremos escucharte, escíbenos a info@deligreen.com.mx