CÚRCUMA, UNA RAÍZ MARAVILLOSA

Su poder antiinflamatorio la convierte en un gran remedio natural para el dolor, los problemas digestivos o el envejecimiento.




La cúrcuma tiene su origen en la misma familia que el jengibre y el cardamomo y se ha utilizado durante años en la medicina china y la medicina ayurvédica. En la India, por ejemplo, se considera una especia sagrada y una planta medicinal.


¿Cuáles son los beneficios de la cúrcuma?

Esta raíz es muy rica en hierro, en manganeso, en magnesio, en zinc, en potasio, en cobre y en vitamina C, pero también proporciona gran cantidad de calcio y vitaminas del grupo B.

La cúrcuma también es conocida por su gran poder antioxidante que nos ayuda a combatir el envejecimiento celular y, además, es un antiinflamatorio natural, indicado para prevenir la tensión articular, la muscular y la rigidez.


¿Cómo consumir la cúrcuma?

Hay muchas formas de consumir la cúrcuma. Se encuentra en forma de polvo y, simplemente, se integra en tu dieta. Este polvo procede del rizoma de la planta, es decir, de la raíz. También puedes consumir los rizomas frescos y se pueden utilizar crudos en su jugo, rallarlos en los alimentos o preparar un caldo, té de hierbas o para decorar tus platos.

La cúrcuma se puede comer todos los días, se recomienda mezclarla con pimienta negra y aceite de oliva para promover y aumentar su absorción. Espolvorea tus platos con cúrcuma y te aportará mucho color.

Ahora que ya sabes más beneficios y usos de la cúrcuma, esperamos pronto incluyas en tus alimentos Cúrcuma Deligreen en polvo.


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo